Muchas parejas deciden lanzarse a la aventura de planear su boda sin tener muy claro la cantidad  de tiempo y energía que ello requiere. A veces, a mitad del camino los novios se encuentran sobrepasados ante las diferentes opciones, tendencias, presupuestos y demás detalles a definir. En otros casos, los novios cuentan con la ayuda de amigos y familiares. ¿Quién no ha acompañado a algún amigo o familiar a la degustación del menu de su boda o visitar salones? ni hablar de las pruebas de vestido, maquillaje y peinado. Tal vez hasta descubras una pasión oculta y termines dedicándote a la organización de eventos. 

Para los novios que no saben por dónde comenzar, contratar a un organizador de bodas para que les ayude en el camino puede parecer una obviedad. Pero los novios que sienten que pueden con ello, o que la ayuda adicional no es económicamente factible, deben evaluar las ventajas y desventajas según su situación.

Entonces nos preguntamos, ¿cómo saber si realmente vale la pena invertir parte del presupuesto en un planificador?.

Es cierto que gracias a su entrenamiento, expertise y contactos, los organizadores harán que la organización de tu día especial sea un camino placentero. Según algunas de las Wedding planners de moda, al contratar un profesional puedes terminar ahorrando dinero. 

Ellas te asesoraran en la elección del mejor salon de acuerdo a los gustos  de la pareja y presupuesto, negociaran los términos y pagos de todos los proveedores, administrara cada detalle, organizando las visitas y haciendo las reservas correspondientes entre otras cosas.

Te contamos cuales son las ventajas de invertir parte del presupuesto en un Wedding planner.

1. Los planificadores pueden ayudarlo con sus restricciones presupuestarias y contratos legales.

Un buen planificador puede ayudarte a maximizar el presupuesto de tu boda. Puede asesorarte sobre cómo repartir los gastos de acuerdo a las prioridades de la pareja. Por ejemplo, al seleccionar la animación. Incluso las decisiones pequeñas pueden sumar grandes ahorros cuando tienes un planificador que sabe lo que está haciendo

2. Los planificadores lucharán por la visión de tu boda y mantendrán todo encaminado.

Además de ayudar a las parejas con los presupuestos y la supervision de los detállales contractuales, uno de los beneficios mas importantes de tener un organizador de bodas es que este se centrara solo en ese día especial. Su misión sera asegurarse de que todo vaya de acuerdo a los planes de los novios. En especial, el día de la boda, donde quieres a alguien que sepa lo que soñaste y lo que esperas si surge un contratiempo. Nancy, mi profesora de organización de eventos siempre nos decía, hay que planear para lo inesperado. Por ejemplo si querías una boda al aire libre en primavera y a ultimo momento comienza a lloviznar. 

3. Los planificadores pueden manejar algunas cuestiones y librar a los novios del estrés 

Desde la perspectiva de un proveedor, trabajar con un organizador de bodas en lugar de directamente con la novia o el novio o sus padres resultar más optimo y menos estresante. Muy especialmente a medida que se acerca el día de la boda, por ejemplo la florista elegida, preferirá molestar a un organizador para que planifique los detalles de último minuto que preocupar directamente a los novios (que seguramente estarán estrésalos). Según los expertos, los planificadores a menudo tienen relaciones integradas con los proveedores, lo que también puede reducir los costos.

4. Los planificadores pueden obtener un descuento de proveedor.

Debido a la lógica misma de la organización de eventos, los proveedores querrán quedar bien con el organizador de la boda. De este modo, sé aseguraran que estarán dentro de las opciones  ofrecidas para otros eventos organizados por la misma empresa. En cambio, si tratan directamente con los novios, puede que no tengan la misma afinidad. Esto es sumamente importante, si por ejemplo la decoración  el día de la boda no nos termina de gustar al ver las mesas armadas. Podemos estar seguros, de que haran todo lo possible por complacer al organizador, asi sea agregando flores o modificando la iluminación. Al final del dia, de eso dependen las colaboraciones futuras entre el proveedor y el organizador. 

5. Los planificadores pueden manejar el cambio de ceremonia a recepción.

Dejando a un lado los paquetes de planificación completos y parciales, se recomienda un día de coordinador, especialmente si su celebración involucra algunas complejidades como cambiar el espacio de la ceremonia en un corto período de tiempo para que esté listo para la recepción. Los expertos indican que es muy importante tener a alguien que pueda traer proveedores que estén familiarizados con el espacio y que estén familiarizados con lo que están haciendo. 

6. Los planificadores pueden ayudarlo a coordinar todo el día (a diferencia de un solo aspecto).

Una boda que se divide en múltiples lugares con sus propios coordinadores puede requerir menos coordinación general. De hecho, algunos salones cuentan con un coordinador interno. Pero esa persona probablemente solo coordinará los detalles específicos que ese lugar es responsable de proporcionar, como la comida o el espacio en sí. Los expertos sugieren recordar a los novios que es posible que estas personas no estén enfocados en ayudarlo a hacer malabares con todos los pequeños detalles que harán que su día especial sea super especial. Y realmente, lo ultimo que quieres el día de tu boda es preocuparte en hacer malabares con los detalles de ultimo momento. En otras palabras, tu planificador de bodas quería asegurarse de que esta sea la boda que has soñado. Por eso es importante tener a alguien que te ayude a entender cómo celebrarlo no es un detalle menor. 

Cada pareja es un mundo y cada boda es única y especial. Contratar un Wedding planner puede que no sea una opción por motivos económicos o por cuestiones prácticas para todos. Algunas personas tienen una visión y son excelentes para organizar cada detalle. Algunos novios son realmente creativos, van a poder imaginar la ambientación por sí mismos porque son diseñadores o algún amigo o familiar es diseñador. Puede que tal vez haya alguien en la familia con experiencia en organización de eventos, o con un talento para la administración de proyectos, dispuestos a colaborar en la organización de un momento tan único y especial. Pero muchos novios no tienen visión, no han soñado con su boda desde siempre y no saben cómo organizar una boda elegante. 

Lo bueno es que no necesariamente hay que consultar a un profesional desde el comienzo, se puede hacerlo luego de contratar el salon o de haber elegido los proveedores principales. Muchos planificadores ofrecen diferentes paquetes por ejemplo parciales, o personalizados. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.