El look de la Princesa de Cambridge para la boda de Meghan Markle y el Principe Harry fue motivo de numerosas paginas de las revistas de actualidad. Si bien su estilo es siempre observado, esta vez llamo la atención porque parecía blanco y ya lo había usado en tres ocasiones. 

¿ Que harías si alguna invitada se viste de blanco para tu boda ? 

Según el protocolo ir de blanco a una boda está completamente vetado. La razón es simple: para no robarle el protagonismo a la novia. El color más neutro de la paleta, símbolo de la pureza, está reservado a quien contrae matrimonio, y al menos en los países tradicionales como España y Latinoamérica puede resultar motivo de discusión. 

Pero en tiempos modernos, las normas están para ser desafiadas. Ya lo hemos visto en los enlaces de Kate y de Meghan con sus respectivos Príncipes. Otras celebrities como Cara Delevingne, Pippa Middleton y las hermanas Kardashian lo han hecho. Según los expertos de la moda, un little white dress se puede situar entre la frontera de lo que es correcto y de lo que no lo es. Pero hay algunos tips para seguir, si uno quiere ir de blanco a una boda.

Acá te dejamos algunos tips en caso de que te atrevas a romper con las tradiciones. ¿Acaso ahora las novias no usan vestidos de otros colores ?

  • No optar por un vestido de estilo romántico
  • Elegir un diseño minimal, de aires boho, o completamente rompedor puede hacer olvidar al resto que vas vestida de blanco
  • La clave esta en los accesorios que acompañan al atuendo elegido

El final del desfile con novias vestidas de blanco, es cosa del pasado. Cada vez son más los modistos que cuelan vestidos en color blanco en cada una de sus colecciones. Esta tendencia se vio en los últimos desfiles internacionales. Diseñadores como Oscar de la Renta, Isabel Marant, y Balenciaga son algunos de los ejemplos. Como las novias prefieren ir de largo, dan lugar a que las invitadas luzcan esos vestidos blancos que quedan en el olvido por no ser lo que las protagonistas de este día quieren. Según indica la diseñadora de la firma Otaduy a la revista Harpers Bazar, las novias se decantan cada vez más por vestidos con detalles de color, mientras que las invitadas escogen vestidos cortos blancos que combinados accesorios acorde, botas de cuero y las uñas de colores, le dan un toque personal al atuendo. Las invitadas deben perder el miedo a los convencionalismos y arriesgar a ir diferente según la personalidad de cada una indicaba la diseñadora. 

La invitación a la ceremonia no incluye una casilla ni letra pequeña en la que se requiera acudir de cualquier color excepto el blanco ¿cierto?.  Y justo tenemos un vestido blanco divino que nos queda increíble con el bronceado del verano? Tal vez es hora de animarse a cambiar las reglas ! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.