La duquesa de Sussex, tal como se habia rumoreado tuvo un cambio de vestuario para la recepción nupcial de la noche en Frogmore House. Para esta ocasión, eligió un vestido diseñado por otra diseñadora británica: Stella McCartney. El segundo vestido de novia de M.M. fue tan impresionante como el primero, como recordaran, este fue diseñado por la británica Clare Waight Keller de Givenchy y fue usado para la ceremonia y la recepción a la hora del almuerzo en el Castillo de Windsor. 

Al igual que el primer vestido de Meghan, el vestido era simple, de seda blanco y no tenía encajes ni adornos. Sin embargo, fue mucho más revelador que su primer vestido, que tenía mangas de tres cuartos de largo y un cuello de barca. El vestido presentaba un alto cuello halter y una espalda abierta. McCartney confirmó que también vistió a la madre de Meghan, Doria Ragland, para la recepción de la noche. Complemento el vestuario con un par de tacones Aquazzura de satén en una malla de color nude y con un tacón pintado de azul bebé (algo azul, no puede faltar) y el anillo de aguamarina de la princesa Diana.

Stella McCartney, declaro a la prensa estar muy orgullosa y honrada de haber sido elegida por la duquesa de Sussex para hacer su vestido de noche y representar el diseño británico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.